Tipos de Soldaduras

La Soldadura consiste en unir dos metales mediante el calor, contando con la aportación o no de material metálico nuevo.

El calor funde el metal nuevo produciendo la unión de ambas partes a unir. Este calor puede ser aplicado con un soplete.

Al realizar una soldadura es importante que no dejemos grietas ni porosidades.

 

Tipos de Soldaduras:

1.      Soldadura heterogénea: Unión de dos metales de distinta naturaleza o de dos metales iguales con material de aportación distinto.

·   Soldadura Blanda: la realizada a menos de 400ºC de temperatura. El material metálico de aportación más empleado es una aleación de estaño y plomo, que funde a 230 oC aproximadamente.

·     Soldadura Fuerte: la realizada con temperaturas de hasta 800ºC. Los materiales metálicos de aportación más empleados  son las aleaciones de plata, y estaño o de cobre y cinc .

2.    Soldadura homogénea. Unión de dos metales, con o sin metal de aportación, de la misma naturaleza. Cuando no existe metal de aportación se denomina Autógena.

·      Soldadura Oxiacetilénica: Es la unión de dos metales a los que el calor que se les suministra procede de la combustión del acetileno C2H2, alcanzando temperaturas de hasta 3500ºC.

·     Soldadura eléctrica: Consiste en la unión de dos metales mediante la fusión de los bordes que se desea soldar con calor intenso desarrollado por un arco eléctrico. Los bordes en fusión de las piezas y el material fundido que se separa del electrodo se mezclan íntimamente, formando, al enfriarse, una pieza única, resistente y homogénea. Los electrodos empleados para este tipo de soldadura suelen ser metálicos o de carbón.